_mg_9111

Muchos niños viven en comunidades o casas donde no hay agua bebible. Su dieta es a menudo muy pobre y las normas de higiene son generalmente bajas. Tratamos de mejorar la situación de los niños y enseñarles a cuidar mejor de su propia salud.

 

¿Cuál es la situación?

La mala alimentación y condiciones sanitarias deficientes ponen a los niños en situación de riesgo de enfermedades crónicas e infecciones. Sin embargo, estas enfermedades son en gran medida evitables. Pero, en los sitios en los que trabajamos, la asistencia sanitaria no está siempre disponible. Los niños con los que trabajamos son a menudo víctimas de abusos físicos y psicológicos. Aunque no podemos luchar contra todas las causas, lo intentamos.

¿Qué hacemos?

Cada día proporcionamos un vaso de agua (embotellada) y una merienda saludable – como frutas, verduras, huevos, galletas integrales, etc. También proporcionamos aulas, jabón y agua a cada hijo para que se laven las manos antes de comer y que se cepillen los dientes después.

 

graphique-healthy-snack

Regularmente organizamos talleres con profesionales locales sobre diversos aspectos de la salud – la higiene dental, la alimentación saludable, la higiene personal. Organizamos sesiones con los niños de prevención de violencia y otras formas de abuso. Los niños necesitan conocer sus derechos y responsabilidades y deben saber qué hacer si sienten que no se respetan sus derechos.

También actuamos como un organismo regulador. Hacemos un seguimiento de los cambios físicos, emocionales o de comportamiento que podrían indicar un problema e intervenimos si creemos que un niño necesita ayuda profesional. Mantenemos una red de profesionales del derecho y de la salud que ofrecen servicios de forma gratuita. También tenemos un fondo de emergencia que paga por los servicios médicos y otros servicios que las familias no puedan permitirse ahora.