Muchos niños y adolescentes, incluyendo a aquellos que no son muy académicos, son amantes de los deportes, especialmente el fútbol. A través del deporte, queremos fortalecer su autoestima, mientras se les enseña los valores de compromiso, la responsabilidad, el respeto, la disciplina y el trabajo en equipo.

¿Cuál es la situación?

Ya que a menudo faltan otras formas de entretenimiento, los niños de las comunidades pobres pasan el tiempo pateando una pelota en la calle o en las canchas que se construyeron en casi todos los barrios de América Latina.

Sin estructura y organización, este ambiente puede ser intimidante para los niños más pequeños, especialmente las niñas, que también quisieron disfrutar y participar en los deportes.

¿Qué hacemos?

Utilizamos el interés y la práctica deportiva como una forma de enseñar habilidades y valores fundamentales, y para evitar que los niños y adolescentes participen en actividades antisociales en la calle.

Animamos a los niños y niñas más jóvenes a participar y, aunque nos centramos en el fútbol, queremos ampliar los horizontes de los niños y participar en otros deportes como el baloncesto, voleibol, béisbol, disco volador, tenis, etc.

Si le gustaría hacer un voluntariado como entrenador deportivo, estaríamos muy interesados en saber de usted, ya que siempre estamos buscando personas pacientes, organizadas y motivadas con o sin experiencia, que les gusta trabajar con niños